ULTIMATE NEWS

Image
El sistema de control sanitario en la producción de carne bovina y ovina argentino recibió una buena noticia: Colombia reconoció a la Argentina equivalencias sanitarias para las especies bovina y ovina, como resultado de las gestiones realizadas por el Senasa, por lo cual el servicio sanitario de nuestro país podrá proponer la incorporación de frigoríficos al listado de establecimientos habilitados a enviar su producción al país del norte de Sudamérica.
Para ello el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamento y Alimentos (INVIMA) de Colombia, dictó una resolución en la que le concede autorización al Senasa para autorizar la exportación de carne y productos cárnicos comestibles derivados de bovinos y ovinos, reconociendo la equivalencia de los requisitos sanitarios y de inocuidad del sistema sanitario argentino con las normas vigente en Colombia para la inspección, vigilancia y control de la carne y productos cárnicos comestibles.
"De esta forma queda operativo oficialmente el mercado de carne bovina y ovina para comercializar a Colombia para todo los establecimientos que soliciten el envío a ese destino", informó Alejandro Fernández, director nacional de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria del Senasa.

RESULTADO DE
GESTIONES

Esta decisión es el resultado de las gestiones realizadas por el Senasa, luego de que el INVIMA informara sobre modificaciones a las normas de procedimientos en requisitos sanitarios para el ingreso de carne y productos cárnicos a su país.
De inmediato el Senasa inició un análisis de los nuevos requisitos y respondió el cuestionario para el reconocimiento del INVIMA. 
Luego se sumó una auditoría de la entidad colombiana al sistema de control sanitario de la Argentina, realizada del 16 al 22 de febrero pasado que recorrió establecimientos de faena (de la especies bovina y ovina) ubicados en las provincias de Buenos Aires y de Santa Cruz, respectivamente y dependencias de las áreas de vigilancia epidemiológica y de residuos biológicos del Laboratorio Nacional del Senasa.
"Esto es fruto de la transparencia del trabajo de control y del sistema de aseguramiento de calidad e inocuidad de los productos de origen animal que lleva adelante el Senasa. Muestra, una vez más, la capacidad y experiencia del personal de nuestro organismo en toda la cadena de control y la importancia del Servicio, como apoyo para cumplimentar los requisitos cada vez más exigentes de los mercados que desean consumir productos argentinos" comentó Gustavo Soto Kruse, director de Inocuidad y Calidad de Productos de Origen Animal del Senasa.

A MALASIA, LUEGO
DE DIEZ AÑOS

Hace días se conoció también la decisión de Malasia de reabrir la importación carne y menudencias bovinas enfriadas y congeladas desde la Argentina, tras 10 años de permanecer cerrada por modificaciones en la normativa malaya para certificar el rito Halal.
"El acuerdo de este certificado permitirá reanudar las exportaciones de productos cárnicos que se vieron interrumpidos en el año 2010 por la modificación de la normativa malaya respecto a la Certificación Halal", explicó Carlos Paz, presidente del Senasa. 
La certificación Halal es un proceso de garantía de calidad que se aplica a alimentos, productos y servicios respetando la Normativa Halal y otros documentos ya preestablecidos que exigen los países que practican el islamismo a quienes les exportan estos productos.
Durante el 2019, una delegación de la DVS de Malasia realizó una visita de auditoría donde verificó el sistema de producción y faena de carne bovina supervisado por el Senasa con resultados satisfactorios que permitieron continuar, durante este año, las gestiones entre las partes para acordar un protocolo sanitario, el CVI y la consecuente reapertura del mercado.
Las tratativas entre las partes, también permitieron la habilitación de un establecimiento – que fue auditado en la visita del año pasado - y la presentación de otros 13 interesados, que se espera puedan ser evaluados por la autoridad malaya a la brevedad.

Exportación

Subscribe to our newsletter and get